jueves, 4 de agosto de 2016

sirenita verde

Sirenita verde. Alfarería.modelado, esmaltes. Mosaico
de azulejo, veneciano y vicri






Circe advirtió a Ulises sobre la isla de las Sirenas, criaturas mitad pájaro, mitad mujer. Su irresistible y maravilloso canto atraía a los incautos marineros que al oírlas intentaban ir tras ellas, pero sus naves chocaban y se destrozaban contra las rocas ocultas que guardaban la orilla. 
Ulises tapó las orejas de todos sus hombres con cera pero hizo que le ataran al mástil para poder escuchar las canciones de las sirenas cuando la nave pasara por allí.

-¡Desatadme -gritó-, u os mataré uno por uno!

Ya que los marineros no podían oír ni a las sirenas ni a Ulises, obedecieron su primera orden de atarle aún más fuerte al mástil. Su nave pudo así escapar del desastre, y las sirenas se suicidaron ofendidas.


En base a Los mitos griegos de Robert Graves