domingo, 21 de agosto de 2016

color florecido


Si el color blanco tuviese un perfume, estoy segura sería el de las flores del ciruelo

sábado, 20 de agosto de 2016

mascando esperanza | seleccionado en el salón nacional de arte cerámico 2016

Florencia Melo. Mascando esperanza. Alfarería, modelado,
 ahumado y hojalata, 31 cm de alto


La historia toda estriba toda en anhelos que se mantiene, se pierden, se renuevan. Y con las nuevas esperanzas llegan nuevas teorías. Pero para los hacinados, para aquellos que tienen muy poco, o nada, excepto algunas veces el arrojo y el amor, la esperanza funciona de manera distinta. Es entonces algo que morder, algo que poner entre los dientes, llega la fuerza para seguir aún cuando la fatiga nos acose, llega la fuerza, cuando es necesaria, para elegir no gritar en el momento equivocado, llega la fuerza sobre todo, para no aullar. Una persona con la esperanza entre los dientes, es un hermano o hermana que exige respeto. Quienes en el mundo real no tienen esperanza están condenados a estar solos. Lo mas que pueden ofrecerle a otros es lástima. Y cuando se trata de sobrevivir las noches e imaginar los días venideros, poco importa si la esperanza entre los dientes es fresca o está hecha jirones.

John Berger. "Hablaría de mi amor suavemente" 2002, en Con la esperanza entre los dientes. Alfaguara 2011

(Quedé seleccionada en el Salón Nacional de Artes Visuales categoría Arte Cerámico. Feliz!)




viernes, 19 de agosto de 2016

trofeos | los vencidos

Trofeos, en Fundación Espacio Osde
Los vencidos, en Fundación Espacio Osde
Los vencidos, detalle

Carga de las piezas en el horno de carbón
Plena cocción
Trofeos
Trofeos, detalle

Estas obras fueron posteriores a la primer muestra sobre La Odisea, pero están estrechamente ligadas al tema. El otro, el distinto, el desconocido, el extranjero... cuándo llega a ser el prójimo?

viernes, 12 de agosto de 2016

penélope

Penélope. Alfarería, modelado y esmalte en botiquín intervenido
Penélope en Espacio Osde



Ulises se dio a conocer, debidamente a Eumeo y supo que ciento doce insolentes nobles jóvenes estaban cortejando a su esposa Penélope y organizando fiestas cada día en el palacio a sus expensas.

-Amenazan con quedarse hasta que ella decida con cuál se va a casar -explicó Eumeo-. Pero la reina Penélope sabe por un oráculo que volverás pronto, así que ella está haciendo tiempo. Dijo a sus pretendientes que tenían que esperar hasta que acabara un complicado bordado. Aunque trabaja todo el día, deshace los puntos por la noche, mes tras mes.


En base a Los mitos griegos de Robert Graves

martes, 9 de agosto de 2016

nausicaa

Nausicaa. Modelado, mosaico veneciano,
vicri y azulejo con lustre de oro sobre bastidor
con técnica mixta




Al ver Poseidón a Ulises navegando en su balsa, se enfureció y le lanzó olas enormes. La precaria nave sucumbió y nuestro héroe fue finalmente arrojado -agotado y sin ropas- a las costas de la isla de Drépane.

Allí fue encontrado por Nausicaa, la bella hija del rey Alcinoo y la reina Aretes, mientras jugaba a la pelota con sus esclavas.

Ulises se despertó alarmado por los gritos de las muchachas, cubrió con una frondosa rama de olivo su desnudez, y habló a la princesa tan dulcemente que ella se comprometió a presentarlo a sus padres y a ayudarlo a regresar a Ítaca.


En base a Los mitos griegos de Robert Graves


lunes, 8 de agosto de 2016

calipso

Calipso. Modelado, esmaltes y ahumado post- cocción
sobre bastidor con técnica mixta
Calipso en Osde

Después de nueve días a la deriva, Ulises fue arrojado hambriento y casi muerto a la orilla de la isla de Calipso.

Calipso, hermosa hechicera y hermana de Circe, se enamoró enseguida de él y lo retuvo cinco años con vanas promesas de inmortalidad si se quedaba con ella. Pero Ulises se cansó pronto de su compañía y miraba el horizonte durante todo el día sentado tristemente en la orilla ansiando la vuelta a Ítaca. Entonces Zeus envió una orden que Calipso no se atrevió a desobedecer:

-¡Libera al rey Ulises!

Así ella fue a buscar un hacha, una sierra y otras herramientas que tenía en un escondrijo y le dijo que construyera una balsa con troncos de árbol. Cuando la finalizó, Ulises le dio a Calipso un beso de despedida, puso comida a bordo, arrastró la balsa haciéndola rodar sobre troncos, se hizo a la mar y fue llevado por una suave brisa.


En base a Los mitos griegos de Robert Graves

sábado, 6 de agosto de 2016

escila y caribdis






Entonces, Ulises tuvo que atravesar el estrecho de Mesina. 
En el lado siciliano vivía Caribdis, un monstruo que bebía enormes cantidades de agua tres veces al día y que después, de repente la escupía en forma de remolino. 
En el lado italiano vivía Escila, una criatura mujer la mitad superior mujer pero de la cintura para abajo con seis cabezas de feroces perros que comían marineros. Alejándose poco a poco de Caribdis para evitar que succionara la nave, Ulises perdió una cuarta parte de la tripulación: Escila emergió, se inclinó sobre cubierta, atrapó a seis compañeros y los devoró tranquilamente.

Ellos chillaron pidiendo ayuda, pero Ulises ni siquiera hizo el intento de rescatarlos y siguió adelante.


En base a Los mitos griegos de Robert Graves

jueves, 4 de agosto de 2016

sirenita verde

Sirenita verde. Alfarería.modelado, esmaltes. Mosaico
de azulejo, veneciano y vicri






Circe advirtió a Ulises sobre la isla de las Sirenas, criaturas mitad pájaro, mitad mujer. Su irresistible y maravilloso canto atraía a los incautos marineros que al oírlas intentaban ir tras ellas, pero sus naves chocaban y se destrozaban contra las rocas ocultas que guardaban la orilla. 
Ulises tapó las orejas de todos sus hombres con cera pero hizo que le ataran al mástil para poder escuchar las canciones de las sirenas cuando la nave pasara por allí.

-¡Desatadme -gritó-, u os mataré uno por uno!

Ya que los marineros no podían oír ni a las sirenas ni a Ulises, obedecieron su primera orden de atarle aún más fuerte al mástil. Su nave pudo así escapar del desastre, y las sirenas se suicidaron ofendidas.


En base a Los mitos griegos de Robert Graves


lunes, 1 de agosto de 2016

cancerbero

Cancerbero. Alfarería, modelado, clavos, esmaltes y ahumado post-cocción
Cancerbero. Alfarería, modelado, clavos, esmaltes y ahumado post-cocción

“…Si el infierno es una casa, la casa de Hades, es natural que un perro la guarde; también es natural que a ese perro lo imaginen atroz. La Teogonía de Hesíodo le atribuye cincuenta cabezas; para mayor comodidad de las artes plásticas, este número ha sido rebajado y las tres cabezas del cancerbero son del dominio público…”

Jorge Luis Borges. Manual de zoología fantástica

En verdad en  el relato de Homero Ulises nunca se encuentra con el Cancerbero. Pero sí sucede que siguiendo los consejos de Circe logra descender e ingresar al mismísimo infierno para entrevistarse con Tiresias. Necesita sus visiones para saber cómo estaban las cosas en Ítaca y poder planificar su regreso a casa con éxito. De paso se reencuentra con su madre muerta, con un marinero de su equipo fallecido sin que nadie lo notase -quien le reclama sepultura- y con varios conocidos más. Luego regresa al mundo de los vivos sin dificultad alguna.

Así y todo, me desconcierta que no se hayan cruzado, imagino al perro más furioso que nunca al enterarse de la ilustre visita.