lunes, 13 de noviembre de 2017

noviembre


Días más largos, todo florecido, perfumes, no tanto calor aún... 
Aproveché a retratar un tilo en flor, representante ilustre de la ciudad de La Plata.

jueves, 9 de noviembre de 2017

incógnitas luciérnagas | habitantes del jardín | edición 2017

Una edición más de Habitantes del Jardín en la casa/taller de Charo Perelli. Hermosa propuesta (esta edición fueron ramas/hojas y bichos).

Tengo guardadas hace años unas antiguas válvulas de televisor y a partir de ellas me puse manos a la obra:

Alfarería, modelado y clavos

Con esmalte

Equipo!

Habitando


Detalle (ph: Adriana Boess)

Nocturno (ph: Adriana Boess)

Incógnitas Luciérnagas. Modelado, clavos, esmaltes, ahumado post-cocción y
lámparas antiguas. Edición limitada




jueves, 12 de octubre de 2017

miércoles, 11 de octubre de 2017

octubre




Octubre es primavera plena. El cielo más azul de todos. 

viernes, 6 de octubre de 2017

caminos de fuego | argentina- corea | la gaviota

Hoy -viernes 6 de octubre- a las 18.30 inaugura una exposición conjunta de ceramistas argentinos y coreanos en la que estoy muy honrada en participar: Caminos de Fuego. En el Museo Beato Angélico: 





“…Y el que no lo haya vivido, el que no haya experimentado lo que se siente cuando a uno se le viene la casa encima y todo lo que ha formado parte de la vida familiar, todo lo que significa la niñez, queda reducido a cenizas, tal vez no sepa del todo lo que es la guerra (…)

Ese silencio sólo puede oírse una vez en la vida, cuando la casa paterna se desploma sobre ti (...)

Es algo que sucede una vez, como el nacimiento o la muerte. Porque casa paterna hay sólo una en la vida, una nada más, y sólo puede derrumbarse una vez, cuando le cae una bomba…”


Sándor Márai, La Gaviota

sábado, 16 de septiembre de 2017

en su naturaleza | teatro de cámara lumen artis | city bell




Cada 18 horas, cerámica, papel vegetal y metal. Instalación: 45 x 80 x 520 cm





sábado, 2 de septiembre de 2017

septiembre


Cuando yo era chica, por algún motivo que nunca supe, se cambió el modo de escribir   palabra y el mes pasó a llamarse "setiembre". Fue en plena dictadura militar, y ese tipo de cosas -y menos en la escuela- no se cuestionaban. Creo que no fui la única que se sintió aliviada cuando este mes recuperó todas sus letras.
Y aquí llegó una vez más: con sus días frescos pero más luminosos, con su viento y tormentas, pero también con todos los brotes, pimpollos y aromas. Los aires más perfumados se acercan