miércoles, 11 de septiembre de 2013

visita


Con la primavera cerca aparecen nuevos pájaros en el jardín de casa. Algunos de ellos se confunden con las ventanitas altas de mi dormitorio -que tienen vidrio espejado- y se dedican con tesón a pelearse a picotazos con su propio reflejo. Este es el tordo renegrido que me despertó esta mañana.